Reino Unido estudia retirar a sus jueces del tribunal de Hong Kong

Esta sería la última decisión de Londres en su creciente oposición a China desde la instauración de la nueva ley de seguridad nacional en el territorio de Hong Kong el pasado junio.

Reino Unido está considerando retirar a sus jueces del más alto tribunal de Hong Kong, cuya presencia, junto con otros jueces extranjeros en el territorio, está consagrada en la Ley Fundamental que garantiza las libertades del centro financiero mundial y la continuación de las tradiciones de derecho consuetudinario de Hong Kong, forjadas durante la época colonial británica.

Reino Unido, que gobernó Hong Kong durante más de 150 años hasta que se lo devolvió a China en 1997, estudia retirar a sus jueces del tribunal de Hong Kong alegando que la nueva ley de seguridad nacional, impuesta por Pekín en el territorio el pasado 29 de junio, viola la Declaración Conjunta Chino-Británica de 1984 – en la cual se recoge que Hong Kong gozará de un período transitorio de 50 años desde que dejase de ser una colonia británica en el año 97 hasta reintegrarse de nuevo como región autónoma de la República Popular China. Esta Declaración conjunta garantiza el mantenimiento de los derechos y libertades de los ciudadanos de Hong Kong establecidos en los 50 años de administración inglesa -.

Esta nueva ley de seguridad nacional, impuesta tras un año de manifestaciones en el territorio, castiga lo que las autoridades definen como secesión, sedición y colusión con fuerzas extranjeras con penas de hasta cadena perpetua. Más aún, la ley permite al gobierno extraditar al continente chino a todos aquellos ciudadanos que hayan expresado ofensas contra la República públicamente tanto en presente como en tiempos pasados. 

Primera Ministra de Hong Kong, Carrie Lam con el presidente chino Xi Jinping
Fuente: Xinhua News

Descontento internacional

Los ministros de Exteriores de Estados Unidos y Reino Unido, junto con los cancilleres de Canadá, Nueva Zelanda y Australia han emitido una declaración conjunta donde expresan su “grave preocupación” por las acciones del gobierno chino contra legisladores de Hong Kong tras la última detención de tres exdiputados que, según expresan en la declaración “socavan aún más la autonomía y los derechos y libertades” del territorio. 

China ya ha expresado su indignación ante lo que considera una intromisión de Reino Unido en territorio chino, mientras que la Primera Ministra de Hong Kong, Carrie Lam, ha expresado en repetidas ocasiones el papel clave que juegan los magistrados extranjeros en subrayar la independencia judicial de Hong Kong.

A la vez que grupos internacionales de derechos humanos han expresado su preocupación de que la nueva ley aplaste las libertades de Hong Kong, Gran Bretaña ya ha anunciado nuevas normas de inmigración que facilitarán que los ciudadanos de Hong Kong puedan vivir en el Reino Unido, así como la suspensión del tratado de extradición con el territorio y la ampliación de su embargo de armas a China para incluir ahora también a hong Kong. 

Conoce más sobre la actualidad de Asia.

Miriam Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons