El Banco Mundial advierte de las consecuencias de un retraso en la vacunación

El organismo prevé un crecimiento del 4% del PIB global para 2021, pero solo si la vacunación se lleva a cabo con éxito

El Banco Mundial actualizó el pasado 5 de enero sus previsiones económicas para este 2021. Su informe “Perspectivas Económicas Globales” prevé que la economía mundial crezca un 4% este año y un 3,8% en 2022. Si esto es así, se recuperará la caída del 4,3% producida en 2020. El organismo ha elaborado también dos escenarios alternativos: uno más optimista y, otro, en caso de que los contagios de Covid-19 sigan aumentando.

Aunque el escenario base es un crecimiento del 4% para 2021; el Banco Mundial ha señalado que, con una gestión exitosa de la pandemia y unos procesos de vacunación rápidos, la expansión del PIB mundial podría ascender casi hasta el 5%.

Por otro lado, si la distribución de las vacunas se retrasa y los contagios continúan en aumento, las consecuencias económicas podrían ser devastadoras. La institución prevé que, en este caso, la expansión del PIB global se quedaría en un 1,6%. Este sería el segundo registro anual más bajo en casi tres décadas, después de la gran caída de 2009 provocada por la crisis.

Las estimaciones sobre los resultados económicos de 2020 han sido ahora bastante más positivas que las que planteó la institución en verano. El pasado junio, el Banco Mundial pronosticó que la economía global caería un 5,2% aproximadamente. Sin embargo, en su actualización del pasado martes, ha situado la contracción en un 4,3%.

Las previsiones por zonas geográficas

El escenario base planteado por el Banco Mundial considera que el crecimiento será desigual. Sus previsiones señalan que las economías avanzadas crecerán un 3,3% en 2021 y llegarán a una expansión del 3,5% de cara a 2022. El PIB de estos países cayó en torno a un 5,4% el año pasado. En el caso de las economías emergentes, el organismo prevé que su PIB se acelere en un 5% durante 2021 y que crezca un 4,2% en 2022. Estos países sufrieron en 2020 una contracción del 2,6%.

Estados Unidos y la Unión Europea

En el año 2020, la economía estadounidense se contrajo en un 3,6%. De cara a este nuevo periodo, el Banco Mundial prevé que su PIB crezca un 3,5%; seguido de una expansión del 3,3% en 2022. 

Por otro lado, el organismo estima que los países de la zona euro sufrieron una caída de hasta el 7,4% en 2020, un porcentaje bastante alto. Las previsiones para 2021 consideran que su PIB crecerá en torno a un 3,6% en 2021 y alrededor de un 4% en 2022. De esta forma, en dos años la Unión Europea podría recuperarse de la catástrofe económica provocada por la pandemia.

China e India

En cuanto a las economías emergentes, los casos más destacados son los de China e India. El PIB de China crecerá, según el Banco Mundial, un 7,9% en 2021; y un 5,2% durante el año siguiente. El gigante asiático ha sido uno de los países que mejor ha sabido capear la crisis, pues su economía cayó tan solo un 2% en 2020.

Banco Mundial

India, por su parte, sufrió una de las mayores caídas del PIB. El organismo estima que la economía del país se contrajo en un 9,6% durante el año pasado. De cara a 2021, la institución cree que la expansión de su PIB será de un 5,4%, seguida de un 5,2% para 2022.

América Latina y Caribe

Para la región de América Latina y Caribe, la institución pronostica un crecimiento de 3,7% durante 2021; que podría quedarse en un 1,9% si la pandemia no se gestiona adecuadamente. En 2022 el crecimiento será, según el organismo, del 2,8%. El PIB de la zona cayó en 2020 un 6,9%.

En relación a estos países, al Banco Mundial le preocupan especialmente la gestión de la situación sanitaria, las negociaciones para la financiación externa y las reestructuraciones de deuda. En 2020, la deuda pública aumentó, pasando de ser un 53% a un 69% de su PIB. A esto hay que añadirle el riesgo de resurgimiento de conflictos sociales y problemas relacionados con los desastres naturales y el cambio climático.

África subsahariana

El Banco Mundial estima que la economía de los países de África subsahariana se contrajo un 3,7% a causa de la pandemia. Para este año, su informe prevé que el PIB de la zona crezca un 2,7%. El organismo advierte además de que la crisis económica provocada por la Covid-19 llevará a decenas de millones de personas en esta zona a estar en situación de pobreza extrema.

Banco Mundial

Las previsiones de este último informe para la región son peores que las elaboradas hace medio año. Esto se debe, principalmente, a las terribles consecuencias que ha tenido la pandemia en algunas economías africanas. Algunos de los países más afectados han sido Sudáfrica, Etiopía, Mauricio, Nigeria y Angola.

Las recomendaciones del Banco Mundial

El Banco Mundial ha mostrado su preocupación ante la crisis económica que atraviesa el mundo entero y ha instado a los diferentes países y autoridades financieras a facilitar un “ciclo de reinversión” que permita un crecimiento sostenible y una menor dependencia de la deuda pública. Y es que la pandemia ha llegado en un momento en el que los países ya acumulaban grandes volúmenes de deuda resultantes de crisis pasadas.

“Si la historia puede servir de referencia, la economía mundial se dirige hacia un decenio desalentador en materia de crecimiento, a menos que los encargados de la formulación de políticas pongan en marcha reformas amplias que mejoren los elementos impulsores para un crecimiento económico equitativo y sostenible”; ha advertido la institución en su informe “Perspectivas económicas mundiales”.

Banco Mundial
David Malpass, presidente del Banco Mundial. Fuente: Flickr

David Malpass, presidente del Banco Mundial, habló sobre las conclusiones del informe en una entrevista para la radio estadounidense “Marketplace”. En ella, explicó los objetivos de desarrollo sostenible del organismo en relación con la acción contra el cambio climático. “El Banco Mundial es el mayor financiador internacional de fondos para el clima. Ayuda a los países con la infraestructura y con los cambios que necesitan en sus economías, y a los se han comprometido en virtud de su adhesión a los acuerdos de París.”, explicó Malpass.

Por otra parte, la institución ha advertido sobre la importancia de garantizar que el proceso de vacunación se lleve a cabo de la manera más rápida posible. Porque si este se retrasa y los contagios de coronavirus aumentan, las consecuencias para la economía pueden ser catastróficas y pasaremos al escenario más pesimista, en el que el PIB global solo crece un 1,6% este año.

Conoce más sobre la actualidad de los organismos internacionales.

Claudia Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons