Los retos políticos de América Latina en 2021

La región, una de las más afectadas por el covid-19 en el mundo, comienza este año un nuevo ciclo electoral 

Las elecciones en Ecuador, Perú o Chile, la redacción de una nueva Carta Magna o la nueva Administración de Biden, entre los retos de América Latina de 2021
Lenin Moreno, actual presidente de Ecuador
Fuente: El Comercio

Con la crisis sanitaria del covid-19 y sus graves consecuencias económicas, países como Ecuador, Perú y Chile celebrarán elecciones legislativas o presidenciales este año. Este último, Chile, también elaborará una nueva Constitución. La evolución de la situación venezolana o la nueva política de la Administración de Estados Unidos son, igualmente, otros dos retos políticos en América Latina para 2021.

Las secuelas económicas de la pandemia

Las consecuencias de la crisis sanitaria, con más de 17.410.000 contagios documentados y 550.000 fallecidos en la zona, son primordialmente económicas. Javier Restán, investigador sobre América Latina y profesor de la Universidad Francisco de Vitoria, hace referencia al último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL): «ofrece datos muy contundentes, se han perdido en 2020 alrededor de 47 millones de puestos de trabajo, debido a la disminución de la actividad económica y los confinamientos, y sus economías han perdido como media un 8% en 2020». 

Unos resultados que afectan a toda la población, pero principalmente a los trabajadores informales, como amplía Restán. Según datos de la Organización internacional del Trabajo, hay al menos 140 millones de personas trabajando en condiciones de informalidad en América Latina. Unas cifras que representan alrededor del 50% de los trabajadores. En Brasil, se han perdido un total de 7,8 millones de puestos de trabajo y 12,7 millones de ciudadanos se encuentran en desempleo. Chile, por su parte, tiene la tasa de paro más alta en 10 años. Las estadísticas de Bolivia también advierten grandes daños económicos. En este país, el desempleo subió casi dos puntos, del 5,7% al 7%, durante el segundo trimestre de la crisis sanitaria. Colombia también ha sido un gran afectado: la tasa de desempleo urbano anotó su nivel mensual más alto desde 2001. 

Ecuador abre el calendario 

Con toda esta situación sociosanitaria, Ecuador abrirá el próximo 7 de febrero el calendario electoral en América Latina. Disputarán en ellas un total de 16 candidatos a la presidencia. Entre ellos, el empresario Guillermo Lasso, cabeza de la alianza del Movimiento CREO y del Partido Social Cristiano, como representante del centro-derecha liberal. Por parte del centro-izquierda populista, destaca el economista Andrés Arauz, mano derecha del expresidente Rafael Correa desde 2007 a 2017. También se presenta el líder indígena Yaku Pérez o el empresario Álvaro Noboa. Andrés Arauz encabeza las preferencias electorales con un 36,5% de intención de voto según los últimos sondeos, seguido por Álvaro Noboa (22,9%) y Yaku Pérez, candidato de Packakutik (21,2%). El profesor de la UFV, Javier Restán, añade que en caso de que Arauz resulte vencedor de las elecciones, se esperará un «nuevo giro a la política ecuatoriana». 

Entre las temáticas que encabezan la lista de menciones en torno a los principales problemas de los ecuatorianos se encuentran, según el último informe del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica, la venta y consumo de drogas y la delincuencia seguido del alcoholismo. Se señala también el desencanto electoral como una de las características de los actuales comicios: entre el 40% y 50% de la sociedad ecuatoriana aún no ha decidido su voto, a pesar de que se presenten un número récord de aspirantes (16). 

Chile: eleciones y Carta Magna

La elaboración de la Constitución

Una aplastante mayoría del 78,2% votó a favor de redactar una nueva Constitución el pasado octubre de 2020, un plebiscito que surgió de las movilizaciones que comenzaron el 18 de octubre de 2019. El alza de 30 pesos del pasaje del metro de Santiago-una subida equivalente a 0.032 euros- , fue la puntilla que conllevó la declaración de Estado de Emergencia en el país. Se anuló la ley del alza del pasaje de metro y un total de 22 personas fallecieron en las manifestaciones. La indignación se fundamentaba en la desigualdad económica y social. Finalmente, el ejecutivo acordó el 15 de noviembre del pasado año el establecimiento de un calendario para redactar la nueva Constitución. 

El nuevo texto reemplazará a la redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) y que aún se encuentra vigente. El órgano encargado de escribir el nuevo texto lo compondrán un total de 155 ciudadanos. Ya se han inscrito más de 3.300 personas para esta función, que serán elegidos por voto popular el próximo 11 de abril. A partir de este mes, los nombrados tendrán un margen de nueve meses prorrogables una sola vez para elaborar la nueva Carta Magna. 

El hartazgo de la sociedad es muy grande y pone de manifiesto que las herencias de la dictadura de Pinochet y los niveles de desigualdad en la sociedad son profundamente repudiados por la población».

Javier Restán, investigador sobre América Latina y profesor de la Universidad Francisco de Vitoria

El investigador en América Latina concluye en que Chile emprende un proceso constitucional con una «sociedad muy tensionada, lo contrario de lo que se necesita para elaborar un gran acuerdo nacional. La elaboración de una nueva constitución tendría que ser un esfuerzo de diálogo, de consensos básicos».

Daniel Jadue, candidato a la presidencia por el Partido Comunista de Chile
Fuente: El Mostrador

La elecciones presidenciales

La elaboración de la Carta Magna coincide con las elecciones presidenciales , que se celebrarán el 21 de noviembre. Los sondeos marcan como principal precandidato a Daniel Jadue por el Partido Comunista de Chile. También al alcalde conservador Joaquín Lavín con el partido Unión Demócrata Independiente, de ideología conservadora. Destacan además la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles, organización política centrada en el socialismo libertario. 

La evolución de Perú

El país andino celebrará elecciones presidenciales el próximo 11 de abril tras la moción de censura a Martín Vizcarra. Este periodo electoral se considera uno de los retos políticos de América Latina más importantes en 2021. Durante el pasado año esta iniciativa provocó las protestas que causaron tres cambios presidenciales en una semana. Las movilizaciones terminaron con Francisco Sagasti como nuevo presidente del país.

Protestas en las calles de Lima en noviembre del pasado año 
Fuente: ElPaís.cr

Los últimos sondeos añaden que George Forsyth, candidato por el partido de centroderecha Victoria Nacional como el favorito para los electores, con un 17% de los votos. Se encuentra en segundo lugar Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, candidata de Fuerza Popular y con porcentaje del 8% de los votos, en su tercer intento de llegar a la presidencia. A Fujimori la sigue el empate de Verónica Mendoza-por el partido Nuevo Perú, de ideología socialdemocrática-,, y Julio Guzmán-del Partido Morado, autodenominado como «centro republicano radical-, con un 7%.

El analista Javier Restán incluye que «la clase política de Perú está objetivamente muy corrompida. No es una anécdota que todos los presidentes excepto Vizcarra (el último presidente hasta ahora) están en la cárcel o encausados: el propio Alberto Fujimori, Alejandro Toledo, Alan García (el cual se suicidó antes de ser detenido), Pedro Pablo Kuczynski, y la propia Keiko Fujimori, que puede considerarse todavía la principal oposición… el panorama es desolador. Además de la corrupción, los partidos no tienen ni liderazgo ni identidad política. Realmente da un poco igual que se vote a un partido u otro, porque todos tienen un discurso parecido y caen en los mismos vicios». 

Dos retos: Venezuela y Estados Unidos

El futuro económico-comercial, social y geopolítico de la región se verá influido por la nueva administración de Joe Biden en Estados Unidos, uno de los retos más relevantes de América Latina para 2021. Aun así, el profesor Restán hace hincapié en que «no hay que esperar grandes giros de fondo sino más bien de estilo y talante».

Tal y como indica el analista, hay temas fundamentales que se verán incluidos por la política de Biden. Destacan la cuestión migratoria, el modo de abordar la relación con Cuba y la contribución estadounidense a una salida de Venezuela. La relación entre este último país y Estados Unidos, podría presentar contornos amigables con herramientas diplomáticas diferentes a las vistas los últimos cuatro años. Se buscará la democratización por parte de la Administración Biden-Harris. De momento, Biden ya ha ofrecido a los inmigrantes venezolanos el Estatus de Protección Temporal (TPS) y se ha comprometido a un cambio en aquellas políticas que el demócrata considera «dañinas». 

Conoce más sobre la actualidad de América Latina.

Beatriz Rodríguez

1 Comment

  • Buen artículo que refleja perfectamente la realidad hispanoamericana. Enhorabuena Statuquo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons