“Si los partidos de derecha y centro nos unimos, podemos lograr la presidencia”

Andrés Pastrana, expresidente de Colombia entre los años 1998 y 2002, aseguró que el diálogo no es posible en la lucha contra el narcotráfico.

El pasado lunes 18 de enero de 2021, el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana visitó junto al expresidente del Gobierno de España, José María Aznar, la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid. En este diálogo entre los dos políticos, Pastrana habló de su mandato, de la situación actual de Colombia, del narcotráfico, del Plan Colombia, de Biden y en más de una ocasión hizo hincapié en la necesidad de que se unan los gobiernos de derecha y centroderecha para derrotar al populismo.

Andrés Pastrana fue Presidente de la República de Colombia desde 1998 hasta el 2002. El líder del Partido Conservador Colombiano estuvo en la presidencia de Colombia en una época complicada. En aquel momento reinaban las numerosas guerrillas revolucionarias. Obtuvo una gran relevancia al ser él quien inició un diálogo con el grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en las negociaciones de paz en el Caguán. Estos “Diálogos del Caguán”, cuyo objetivo era establecer la paz y la estabilidad en el país, fracasaron. Como consecuencia, surgió el “Plan Colombia”, un acuerdo militar entre el país latinoamericano y los Estados Unidos que, además de ganar la batalla contra el narcotráfico, luchó por fortalecer la economía y la sociedad colombiana.

El grupo guerrillero las FARC. Fuente: Infobae

Las guerrillas

Pastrana comenzó aclarando que en este país latino no ha habido una guerra civil, sino una guerra contra la sociedad civil. Aseguró que Colombia es la democracia más antigua de América Latina, que siempre ha tenido una buena gestión económica y han pagado todas sus deudas. Sin embargo, según el expresidente, su karma es la violencia. En este país, ha habido todo tipo de guerrillas. Las FARC, el grupo más perjudicial, persiste hoy en día. A pesar de entregar las armas en el 2017, han fundado un nuevo partido político con esas mismas siglas. Esta organización terrorista de extrema izquierda no solo secuestró a políticos, sino que también realizó numerosas masacres y atentados que dejaron miles de muertos. Además, a partir de 1980 comenzaron a implicarse en el narcotráfico.

Cartel de la guerrilla ELN en las calles de Colombia. Fuente: Wikimedia Commons

La siguiente guerrilla que mencionó Pastrana fue la del Ejército de Liberación Nacional (ELN). Este grupo procastrista es considerado terrorista por ciertos países como Colombia, Estados Unidos, Perú, Canadá y la Unión Europea. Otros países prefieren no calificarlo. No obstante, Hugo Chávez, expresidente venezolano, pidió que se le declarara grupo beligerante.

El Movimiento 19 abril (M-19) fue una banda nacionalista que realizó también secuestros y formó parte del conflicto armado del País. Asimismo, Pastrana citó al Ejército Popular de Liberación (EPL), de extrema izquierda, calificándola como la “tercera guerrilla más importante del país”. Esta banda, formó parte del conflicto armado de Colombia. Y por último, el expresidente nombró al Movimiento Armado Quintín Lame, que luchó por la defensa de los pueblos indígenas.

A todas estas guerrillas se les achaca la muerte de 35.683 víctimas de las 262.197 personas que murieron a causa del conflicto armado en Colombia. Cabe destacar que, los paramilitares también provocaron un alto número de víctimas. “Entre 1970 y el 2010, las guerrillas realizaron más de 24.000 secuestros y más de 350 masacres en Colombia” afirmó el expresidente.

Andrés Pastrana y José María Aznar en la Universidad Francisco de Vitoria.

El narcotráfico

Andrés Pastrana consideró importante hablar y dedicar tiempo a otro de los grandes problemas de Colombia: el narcotráfico. En estos últimos años los narcotraficantes han buscado nuevas formas de sembrar, “se ha multiplicado por seis el negocio del narcotráfico en Colombia” declaró Pastrana. “Antes se producía una cosecha al año, actualmente se produce entre cuatro o cinco cosechas, dependiendo del lugar”. El expresidente colombiano aseguró que sin fumigación no hay posibilidad de acabar con el narcotráfico. No obstante, la izquierda no quiere fumigar, argumentan que es perjudicial para la salud. Para Pastrana es fundamental aprovechar la situación actual de confinamiento por el Covid-19 para hacerlo. Asimismo, el exmandatario nombró a Venezuela asegurando que se ha convertido en el lugar de tránsito de droga más importante. “En Venezuela no hay una dictadura, sino una narcodictadura” declaró.

El pulmón del mundo dañado por la droga

El dato que creyó importante que escuchasen los jóvenes mostraba la relación directa que existe entre el narcotráfico y el medio ambiente. “El narcotráfico es el peor enemigo del medio ambiente” manifestó el político. En Colombia se han talado 2.8 millones de hectáreas de bosques húmedos para sembrar coca. Están en peligro de extinción 2000 plantas y 500 especies. Al estar numerosos laboratorios de cocaína cerca de los grandes ríos, muchos de los químicos para elaborar la cocaína se depositan en estos, contaminando así el Amazonas, que produce el 60% del oxígeno del mundo.  

Pastrana invitó a que las FARC tuvieran transparencia y nombraran a sus socios, dijeran cuáles son sus recursos, plantaciones y laboratorios…Hizo un llamamiento a la verdad y a la urgencia de que todos los delincuentes sean juzgados por sus crímenes contra los derechos humanos. Pastrana sostuvo que es importante hacer justicia y que se vea que se hace justicia. El “Plan Colombia” tenía como una de sus metas acabar con el narcotráfico: y consiguió reducir a 40 000 hectáreas las 180 000 hectáreas de coca preexistentes.

Plan Colombia

Durante su presidencia, Andrés Pastrana promovió y lideró el acuerdo entre los Estados Unidos y Colombia para combatir el tráfico de drogas y superar la inestabilidad debido a las guerrillas. El exmandatario aseguró que Biden (Presidente del Comité de Relaciones Exteriores en aquel entonces) fue quien realmente luchó por el «Plan Colombia» durante el gobierno de Clinton.  La base del plan era la corresponsabilidad: “todos comprometidos contra el narcotráfico, negociar con ellos no es posible” declaró Pastrana. En este plan, EEUU invirtió 10 000 millones de dólares desde el 2001 hasta el 2016, el segundo presupuesto más alto de ayuda militar después del de Israel.

Juan Manuel Santos, expresidente de Colombia, y Rodrigo Londoño de las FARC en la firma del acuerdo de paz en el 2016.

Pastrana manifestó que la violencia sigue existiendo ya que las FARC tienen ahora el negocio más rentable que nunca. El expresidente declaró que la justicia no está ejerciendo bien su función: «en política y en el congreso hay que contar la verdad y no jugar con las víctimas», dijo. Para Pastrana, la justicia transicional es una amenaza para cualquier Estado de Derecho: “sin justicia no hay paz y eso es lo queremos los colombianos”, afirmó. Según el político, el acuerdo de paz pactado por el también expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y las FARC fue “nefasto”.  Es por ello por lo que se opuso a ese acuerdo. Aseguró que los parámetros fundamentales para él (verdad, justicia, reparación y no repetición) no se vieron reflejados en el pacto.  “Si no son penados en Colombia por la Corte Suprema de Colombia, deberían serlo por la Corte Penal Internacional” afirmó.

Manifestantes en una protesta contra las FARC en el 2008. Fuente: Wikimedia Commons.

Llamamiento a una gran unión de la derecha

El expresidente de Colombia creyó fundamental la coalición y la cooperación entre todas las fuerzas políticas de derecha o de centroderecha: “si los partidos de derecha y de centroderecha nos unimos, podemos lograr la presidencia”. Pastrana recordó que a él le criticaron por unirse con el también expresidente de Colombia, Álvaro Uribe.  Pero admitió: “si no hubiéramos hecho una coalición, nunca habríamos llegado a la presidencia”. El político colombiano confesó que deseaba recuperar lo que la derecha y la centroderecha tuvieron en los 80: “el razonar, no fraccionar al país, reconstruir los espacios políticos es esencial”. 

Pastrana recordó haber sido víctima del terrorismo. El 18 de enero de 1988, cuando era candidato a la alcaldía de Bogotá, una organización criminal cuyo jefe era Pablo Escobar le secuestro. Y añadió: “El nuevo Pablo Escobar se llama Nicolás Maduro”.

“Nos vamos a tener que poner de acuerdo en el tema de la legislación de redes sociales”

Andrés Pastrana, expresidente de Colombia

Por último, debido a lo ocurrido en Estados Unidos y el cierre de la cuenta de Donald Trump en Twitter, ambos presidentes hablaron de cómo están impactando las redes sociales en la política de hoy en día. El exmandatario colombiano aseguró que la sociedad tiene que ponerse de acuerdo en una legislación de las redes sociales ya que nos concierne a todos. “La legislación de redes sociales no es ideología, nos afecta a todos y no puede haber una decisión partidista” mantuvo el político. Al ser un terreno delicado, para Pastrana es imprescindible poner un cortafuegos para todos “por el bien de la democracia”, garantizó.

Conoce más sobre la actualidad de América Latina.

Alejandra Orbegozo

1 Comment

  • Muy interesante el papel de los presidentes Pastrana y Uribe en la lucha contra las guerrillas y el narcotráfico y en el fortalecimiento del estado colombiano. Postura muy alejada de lo que posteriormente ha defendido Santos que, como el Gobierno español y sus socios con ETA, ha difuminado la línea entre defensores de la legalidad y terroristas y asesinos, igualando a quienes disparaban la bala y a quienes ponían la nuca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons