Canadá declara grupo terrorista a los ‘Proud Boys’

Bill Blair, ministro de Seguridad Pública, confirmó el pasado 3 de febrero la inclusión de 13 colectivos en la lista negra de Canadá

Canadá se convierte en el primer país del mundo en considerar a los Proud Boys como grupo terrorista. Entre los movimientos incorporados a la lista, se encuentran cinco grupos relacionados con el Dáesh y otros tres con Al Qaeda.

Hace apenas una semana, a finales de enero, Canadá aprobó en el Parlamento una moción para solicitar a Justin Trudeau, primer ministro, designar al colectivo de extrema derecha Proud Boys como terrorista.

Finalmente, esta semana se oficializó la entrada del movimiento a la lista de grupos terroristas. La razón principal de su inclusión se debe a que es «un grupo extremista y violento motivado ideológicamente», tal y como afirmó Bill Blair, al igual que otros tres grupos incluidos. Otro motivo de peso ha sido el «papel fundamental» que tuvo la organización en el reciente asalto al Capitolio estadounidense, el pasado 6 de enero.

La noticia fue publicada el pasado miércoles 3 de febrero a través de un comunicado del Gobierno de Canadá: «Los canadienses esperan que su gobierno haga todo lo necesario para mantenerlos a salvo, al mismo tiempo que salvaguarda sus valores, derechos, libertades y el carácter abierto inclusivo de nuestro país».

El comunicado resaltaba la importancia del Código Criminal canadiense, «una herramienta importante para combatir el terrorismo en Canadá y en todo el mundo». El Código Criminal se limita a codificar la mayoría de delitos y procedimientos penales en el país norteamericano.

¿Quiénes son los Proud Boys?

«Los Proud Boys son una organización neofascista dedicada a la violencia política», así lo define el gobierno canadiense para justificar su entrada en la lista negra del país.

La organización nace en 2016 en Estados Unidos, fundada por el canadiense Gavin McInnes, periodista y cofundador de Vice Media. Los Proud Boys (chicos orgullosos en español) se definen como occidentales chovinistas orgullosos de la cultura occidental. Según Ottawa, los miembros de la organización apoyan ideas misóginas, islamófobas y antisemitas, así como otras ideas en contra de la inmigración y a favor del supremacismo blanco.

El colectivo ganó protagonismo cuando Donald Trump, expresidente de los Estados Unidos, los mencionó durante el debate presidencial en septiembre de 2020. En aquel debate, el periodista que moderaba el encuentro preguntó a Trump si condenaba el supremacismo blanco. El todavía presidente respondió que toda la violencia generada en las últimas semanas era a causa de la izquierda. Acto seguido, Biden incitó a Trump a que lo condenara públicamente, a lo que Trump respondió: «Proud Boys, stand back and stand by (retroceded y estad preparados)».

Asimismo, el Gobierno de Canadá no sólo condena sus ideas, sino también sus actos: «El grupo y sus miembros acuden regularmente a manifestaciones del Black Lives Matter como contramanifestantes, a menudo participando en actos de violencia». El último suceso que se condena desde Ottawa ha sido el asalto al Capitolio el pasado 6 de enero, en el que los Proud Boys «desarrollaron un papel fundamental», ya que los líderes planificaron su participación «estableciendo objetivos, dando instrucciones y dirigiendo a los miembros durante la insurrección».

Otros grupos declarados terroristas

Además de los Proud Boys, Bill Blair condenó a otros 12 colectivos como terroristas. En su discurso, separó los colectivos en cuatro categorías: grupos extremistas y violentos motivados por una ideología, grupos afiliados a Al Qaeda, grupos afiliados al Dáesh y grupos terroristas internacionales.

Dentro de los grupos extremistas y violentos a causa de una ideología se encuentran los Proud Boys, pero también Russian Imperial Movement («grupo nacionalista que busca crear un estado monoétnico dirigido por una monarquía autocrática rusa»), The Base (organización neonazi) y Atomwaffen Division (organización neonazi).

Los grupos afiliados a Al Qaeda que han sido vetados son: Ansar Dine, Front de Libération du Macina y Jama’at Nusrat Al-Islam Wal-Muslimin. Las tres son organizaciones extremistas con base en Malí.

Cinco son los grupos relacionados con el Dáesh vetados por el gobierno: Estado Islámico en Bangladesh, Libia, este asiático, provincia del oeste de África y el Estado Islámico del Gran Sáhara (Mali, Níger y Burkina Faso).

La imagen destacada es de Anthony Crider

Conoce más sobre la actualidad de Estados Unidos

Hugo Fernández Quintana

1 Comment

  • Me parece correcto por que la violencia no soluciona nada, lo contrario trae más violencia.
    En Canadá no conocen el partido político que hay en España (Podemos) por que si lo conocieran también lo tacharían de Terroristas, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons