Nuevas sanciones de la UE contra Venezuela

La Unión eleva a un total de 55 funcionarios venezolanos sancionados con medidas restrictivas. Entre ellos se encuentra la vicepresidenta Delcy Rodríguez y el número 2 de Nicolás Maduro, Diosdado Cabello.

Aprobación el pasado lunes de las sanciones a Venezuela
Fuente: Johanna Geroni/Picture Alliance

La Unión Europea ha aprobado el pasado lunes 22 de febrero las sanciones contra el régimen de Venezuela. El bloque europeo asegura que las nuevas medidas «están diseñadas para no tener efectos humanitarios adversos o consecuencias no deseadas para la población venezolana». La decisión de la UE se hace efectiva tras las elecciones parlamentarias del pasado 6 de diciembre, unos comicios que los estados miembros no reconocen.

A favor de la democracia

Los ministros de Asuntos Exteriores del bloque europeo han elevado a un total de 55 miembros del ejecutivo venezolanos sancionados, un total de 19 más de los que ya estaban añadidos anteriormente. La decisión ha sido tomada al considerar estos como responsables «de socavar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y de graves violaciones de derechos humanos y de restricciones de las libertades fundamentales», añadían los ministros europeos en el comunicado oficial.

Los individuos añadidos a la lista son responsables, en particular, de menoscabar los derechos electorales de la oposición y el funcionamiento democrático de la Asamblea Nacional, y por serias violaciones de los derechos humanos y restricciones de libertades fundamentales”

Comunicado oficial de los Ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, publicado el pasado lunes 22 de febrero

A la lista se incorporan la presidenta y el vicepresidente del Consejo Nacional Electoral venezolano, Indira Moira Alfonzo y Leonardo Enrique Morales. También, magistrados del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional, así como cinco nuevos cargos de la nueva Asamblea Nacional constituida el pasado 5 de enero. Remigio Ceballos Ichaso, comandante del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Venezolana (CEOFANB) ha sido otro de los nuevos cargos sancionados.

Elecciones no reconocidas

Las sanciones de la UE hacia Venezuela tienen su origen en las pasadas elecciones a la Asamblea Nacional. Se celebraron el pasado mes de diciembre. El órgano está controlado actualmente por los partidarios del régimen de Nicolás Maduro. La Unión Europea no reconoció los mencionados comicios al considerar que estos no han respetado los estándares internacionales mínimos de un proceso electoral.

«La UE mantendrá su compromiso con todos los actores políticos y de la sociedad civil que luchan por devolver la democracia a Venezuela, incluido en particular Juan Guaidó y otros representantes de la Asamblea Nacional saliente, elegida en 2015, que fue la última expresión libre de los venezolanos», añadieron los representantes de la Unión.

El bloque europeo comenzó con las medidas restrictivas al ejecutivo venezolano en noviembre de 2017. En ellas el embargo de armamento, la prohibición de la entrada a los funcionaros públicos venezolanos, así como la congelación de bienes y activos que pertenezcan al bloque europeo.

Por su parte, el gobierno de Barack Obama en 2015, declaró a Venezuela como una «amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos». Sin embargo, el régimen de Maduro tiene el apoyo de Rusia y China en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

La respuesta de Maduro

Ante las sanciones impuestas por la UE a Venezuela, el régimen de Nicolás Maduro ha respondiendo añadiendo que suponen una amenaza a la crisis social y sanitaria causada por la pandemia. «Los secuestradores de los activos y recursos del Estado Venezolano han demostrado una gran crueldad, incluso en circunstancias de pandemia, desacatando los llamados de la comunidad internacional», ha afirmado maduro en la sesión del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

Venezuela cifra en un total de 30.000 millones de dólares los activos a los que no puede acceder a causa de las restricciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos. Unos recursos que, según el ejecutivo, son básicos para proporcionar necesidades básicas a la población venezolana.

Los aliados rechazan las sanciones de la UE

Por su parte, los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) añaden que las nuevas sanciones de la UE a Venezuela son «medidas coercitivas unilaterales, injerencias y violatorias del Derecho Internacional». Así lo comunica ALBA, el bloque donde están incluidos países como Bolivia, Cuba o Nicaragua.

El gesto ha sido agradecido por el Ministro de Asuntos Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza. En su cuenta de Twitter, Arreaza ha proclamado que cesen «las pretensiones Neo-coloniales europeas».

Conoce más sobre la actualidad de América Latina.

Beatriz Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons