El FMI propone una “tasa Covid” que suba los impuestos a los ricos

El organismo señala que la redistribución de la riqueza es clave para paliar los efectos de esta crisis

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó el miércoles, durante su Asamblea de Primavera, la necesidad de una “tasa Covid”, un impuesto temporal a las rentas más altas y a las compañías que hayan prosperado durante la pandemia. El objetivo de este incremento es, según la institución, mejorar los servicios públicos y disminuir la desigualdad generada por la crisis de la Covid-19 en las economías avanzadas.

El FMI ha constatado un cambio en el paradigma económico y ha explicado que la fórmula que recomienda para salir de la crisis es aumentar el peso del Estado en la economía, para reforzar los servicios públicos y fomentar la redistribución de la riqueza. Estas propuestas coinciden con lo anunciado hace unos días por Nueva Zelanda, que subirá el salario mínimo y aumentará los impuestos para los más ricos.

Sede del FMI en Washington (EE.UU.)

Las propuestas del FMI incluyen suplementos temporales del impuesto sobre la renta de las personas físicas a los tramos de ingresos más altos; un impuesto sobre el exceso de beneficios a las empresas que hayan prosperado durante la crisis, como farmacéuticas o empresas altamente digitalizadas; o la introducción de medidas en impuestos sobre el patrimonio o sucesiones. 

Fortalecer la capacidad recaudatoria en el mundo post pandemia será crucial para las economías avanzadas”

Fondo Monetario Internacional

El organismo ha explicado que “fortalecer la capacidad recaudatoria en el mundo post pandemia será crucial para las economías avanzadas y en desarrollo para cubrir sus grandes necesidades de gasto”. Además, ha recalcado que este tipo de medidas ya se han aplicado en situaciones anteriores con motivo de circunstancias excepcionales como la reunificación de Alemania o el desastre de Fukushima en Japón, en 2011. 

El FMI advierte sobre el déficit y la deuda pública

En su informe “Vigilancia Fiscal”, el FMI advierte de que el déficit y la deuda pública se han disparado a niveles récord. El pasado año, el déficit respecto al PIB alcanzó el 11,7% en las economías avanzadas, el 9,8% en las emergentes y el 5,5% en las de bajos ingresos. A pesar de esto, el organismo señala que el gran apoyo fiscal desplegado por las autoridades ha evitado que se produzcan recesiones y pérdidas de empleo mayores.

En cuanto a la deuda pública, el FMI cree que aumentará hasta el 99% del PIB de media este año, cifra récord que podría incluso llegar a un 121% para las economías avanzadas. Esto supone un aumento de 17 puntos con respecto a antes de la pandemia. En el caso concreto de la Eurozona, el organismo estima que la tasa sea del 92%.

La vacunación: factor clave para la economía

Otro elemento esencial que ha destacado el organismo es la velocidad de vacunación. En este sentido, Kristalina Georgieva, directora del FMI, ha afirmado que “la política de vacunación es una política económica”, pues el aumento de la vacunación supondrá un estímulo para la reactivación económica.

fmi
Kristalina Georgieva, directora del FMI. Fuente: Flickr

La directora ha advertido también de que es “urgente” que estas vacunas “lleguen a todos en todos los sitios”. Y es que el ritmo de vacunación varía mucho de unas regiones a otras. En Estados Unidos, se espera que un 90% de la población esté vacunada para verano; mientras que en Europa habrá que esperar hasta otoño. Sin embargo, en América Latina, según el ritmo actual, no será posible llegar a este porcentaje hasta 2022.

Conoce más sobre la actualidad de los organismos internacionales.

Claudia Vera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons