El expresidente de las Maldivas herido en un atentado

El expresidente de Maldivas y actual presidente del Parlamento del país, Mohamed Nasheed, resultó herido el pasado jueves en una explosión ocurrida en la capital del país, Malé.

Mohamed Nasheed, el primer líder del archipiélago del Océano Índico elegido democráticamente, resultó herido al detonar un artefacto adosado a una motocicleta cuando subía a un coche a última hora del jueves en Maldivas.

Unidades policiales armadas y fuerzas de seguridad acordonaron la zona de la capital de Maldivas, Malé, donde se produjo el atentado. Por su parte el parlamento maldivo, que estaba en receso, convocó una reunión de emergencia tras el ataque.

El presidente Ibrahim Mohamed Solih, estrecho aliado de Nasheed, comunicó que se llevaría a cabo una investigación sobre los hechos. Varios funcionarios han salido en defensa del ataque selectivo contra la segunda figura más poderosa del país.

«Condeno enérgicamente el ataque perpetrado esta noche contra el presidente del Parlamento, Mohamed Nasheed. Ataques cobardes como éste no tienen cabida en nuestra sociedad», dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Abdulla Shahid, en un tuit. 

Además de Nasheed, la explosión ha herido a al menos a cuatro personas más. Entre ellas se encuentran tres miembros del equipo de seguridad del expresidente y una persona que pasaba por el lugar. 

Un gabinete al borde del colapso

Esta nación del océano Índico, con 330.000 musulmanes suníes, es conocida en todo el mundo por sus lujosos complejos turísticos, pero sufre periódicamente de agitación política. 

El gobierno de Maldivas ha reprimido el extremismo y la predicación está muy regulada.  A pesar de que rara vez se producen ataques violentos, una docena de turistas extranjeros resultaron heridos por la explosión de una bomba en Malé en 2007. 

El Estado Islámico reivindicó un ataque incendiario en un barco el año pasado, pero hay pocos indicios de que el grupo esté presente en el archipiélago.

Nasheed se convirtió en 2008 en el primer líder de Maldivas elegido democráticamente en las primeras elecciones multipartidistas del país tras 30 años de gobierno autocrático. 

De presidente a criminal condenado

Uno de los momentos más destacables de su gobierno,  fue cuando celebró una reunión de gabinete bajo el agua en 2009. Su objetivo era destacar la amenaza del calentamiento global, firmando documentos mientras los funcionarios llevaban equipos de buceo con un telón de fondo de arrecifes de coral. «Lo que intentamos es que la gente se dé cuenta de que Maldivas es un Estado de primera línea. Esto no es sólo un problema para las Maldivas, sino para el mundo», dijo entonces.

Tweet condenatorio del Presidente de la República de las Maldivas, Ibrahim Mohamed Solih.

Mohamed Nasheed dimitió tres años después tras las protestas contra su gobierno y no ha conseguido recuperar la presidencia a pesar de varios intentos. Fue derrocado en un golpe de Estado respaldado por los militares en febrero de 2012, condenado por Amnistía Internacional bajo cargos de terrorismo y encarcelado durante 13 años. Abandonó el país con permiso de prisión para recibir tratamiento médico y se refugió en Gran Bretaña.

Regresó después de que su candidato Solih ganara la presidencia en 2018. Al año siguiente ganó las elecciones parlamentarias para convertirse en presidente del parlamento de Maldivas.

Los mensajes de apoyo a Nasheed llegaron el viernes desde la vecina India, Pakistán y Sri Lanka, así como desde los países occidentales, que han apoyado firmemente su activismo en favor de la democracia y el medio ambiente.

Conoce más sobre la actualidad de Asia.

Miriam Romero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Show Buttons
Hide Buttons